La sencillez de Kubota Architect Atelier en Japón

Gracias a los programas de espectáculos y las falsas revistas de moda, el minimalismo se ha malentendido desde su esencia. Olvidémonos del tan sonado “menos es más” (mal atribuido a Mies Van Der Rohe) y consideremos por un momento el lema de Dieter Rams: “no menos, sino mejor.” Eso es justamente lo que el estudio japonés Kubota Architect Atelier tenía en mente al construir su más reciente proyecto: una mansión de ensueño en Shunan.

Sin ningún adorno, aditamento o accesorio, este templo de concreto crudo es una muestra perfecta de verdadero minimalismo. Construido a partir de tres estructuras de losa blanca en forma de L, alberga habitaciones, baños, cocina, terraza, cochera e incluso piscina. Desmintiendo las concepciones simplistas, los arquitectos equiparon el espacio con materiales que dictarán cómo fluye el aire y la luz del sol dentro de la casa. Todo esto con el fin de ofrecer un santuario en medio de una de las ciudades más industrializadas de Japón.